¿GERENTES, LÍDERES O ESTRATEGAS?

mesa

Un gerente sabe como hacer. Un líder hace que todos sepan que hacer. Un estratega actúa cuando nadie sabe que hacer.

Muchos ejecutivos exitosos que han disfrutado demasiado los logros alcanzados durante el desarrollo de sus ascendentes carreras, cuando de pronto les alcanza la oportunidad de convertirse en gerentes de área o gerentes generales y a veces hasta en presidentes o directores,  continúan conservando sus antiguas fórmulas y metodologías de trabajo, sin caer en cuenta que ellas les proporcionaron muchos logros operativos y que su nueva posición les exige ahora logros corporativos.

 Este cambio de posición supone mucho más que una nueva oficina o título. Implica el inicio de un cambio más complejo y difícil, la transformación de gerente a estratega. Este proceso exige dejar de ser el gerente que goza mucho del logro de sus resultados, del alcance de sus metas de área y del mérito de lograrlas, para ser el estratega que disfruta del éxito y triunfo de sus ejecutivos y que, como todo buen coach, aunque deseando entrar al terreno de juego, se abstiene para continuar gobernando el panorama global y atacar con las mejores fortalezas de su equipo los retos que se presentan aprendiendo así a disfrutar de ser el genio detrás de las estrellas.

 Aunque entender esto puede ser sencillo, el sólo dar el paso de gerente a líder es algo que muy pocos alcanzan y una transformación a líder estratega es mucho más difícil de encontrar. De hecho quienes lo alcanzan tienen el gran mérito de haberse hecho a sí mismos.

 Las empresas más visionarias ya han iniciado la búsqueda de estos líderes estrategas, para confiarles sus organizaciones pues, en el competitivo mundo de mañana, sólo éstas organizaciones sobrevivieron y por lo tanto, estas empresas serán las únicas que podrán ofrecerle trabajo en el futuro.

 No lo piense más, las empresas con verdadera visión de futuro no requieren sólo ejecutivos, sino de verdaderos gerentes estrategas. Allí está su oportunidad, llene este espacio, comience a identificar a los ejecutivos con características de líder y vaya creando una reserva de estrategas, satisfaga esta necesidad corporativa y de este modo habrá asegurado su futuro. 

Comentarios